La inclusión del Matrimonio Homosexual en el Derecho Español

En un día como hoy, 28 de junio de 2019, día fundamental para la comunidad LGBT+, debemos recordar un hito jurídico en el avance de los derechos de este colectivo en España. Nuestro país tomó, en 2005, la decisión de que dos hombres o dos mujeres pueden contraer matrimonio civil con arreglo a las reglas que regulan esa Institución en el Código Civil, lo que convertiría a nuestro país en uno más de los que permitían el matrimonio homosexual, mediante la promulgación de la Ley 13/2005.

Tal Código, en su artículo 44, establece que:

El hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio conforme a las disposiciones de este Código.

El matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos cuando ambos contrayentes sean del mismo o de diferente sexo.

Que quien quiera pueda casarse con quien quiera debe ser considerado como una manifestación, a mi entender, del Derecho a la Igualdad que nos asiste a todos. La exposición de motivos de la Ley 13/2005 hace referencia a múltiples artículos de la Constitución Española de 1978 que hacían perfectamente compatible el matrimonio homosexual con el ordenamiento jurídico vigente en 2005.

Así, la promoción de la igualdad efectiva de los ciudadanos en el libre desarrollo de su personalidad (artículos 9.2 y 10.1 de la Constitución), la preservación de la libertad en lo que a las formas de convivencia se refiere (artículo 1.1 de la Constitución) y la instauración de un marco de igualdad real en el disfrute de los derechos sin discriminación alguna por razón de sexo, opinión o cualquier otra condición personal o social (artículo 14 de la Constitución) son valores consagrados constitucionalmente cuya plasmación debe reflejarse en la regulación de las normas que delimitan el estatus del ciudadano, en una sociedad libre, pluralista y abierta.

No puede obviarse que su tramitación fue compleja. 14 años más tarde, debemos recordar que fue vetada por el Senado o recurrida al Tribunal Constitucional, el cual falló a favor de su constitucionalidad (Véase STC 198/2012, de 6 de noviembre).

Casarse tiene múltiples obligaciones para los cónyuges, pero incluye una serie de Derechos que eran negados a estas parejas y reservados para las parejas heterosexuales solo por razón de orientación sexual. Pensión de viudedad o tributación conjunta son solo ejemplos de estas posibilidades.

Este tipo de normas son fruto de la voluntad del pueblo, reflejada a través del Legislador, pero aún falta, de seguro, mucho camino por recorrer.

 

Autor: Mario Neupavert Alzola.

Máster en Abogacía, cursando Máster en Sistema Penal y Criminalidad.

Redactor y Director del Blog enteladejuicio en Instagram (https://www.instagram.com/enteladejuicio/)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Be the first to comment

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*