La nueva moda viral del «número vecino» y las consecuencias legales

Hablarle a desconocidos… Tus padres te advertían de lo peligroso que era y ahora se convierte en la última moda en redes sociales.

Concretamente, consiste en sumar o restar una cifra al último dígito de tu número de teléfono y escribirle por WhatsApp diciéndole que es nuestro «número vecino» o «vecino de número».

El problema, por si no parece suficientemente grave que gente desconocida tenga tu número de teléfono (desde el cual se pueden averiguar todas tus cuentas de las redes sociales), consiste en que muchos usuarios suben, sin consentimiento, un pantallazo de la conversación. Y en ocasiones sin tapar la foto de perfil del «vecino» o su número de teléfono.

¿Y cómo está regulada esta conducta?

Reza el artículo 18 de la Constitución Española, en su primer apartado, que:

Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

Especifica en el punto cuarto del mismo artículo:

La ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos.

Más detalladamente, acudimos a la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, que desarrolla este Derecho Fundamental. Dispone que:

Art. 1.1: El derecho fundamental al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, garantizado en el art. 18 CE, será protegido civilmente frente a todo género de intromisiones ilegítimas.

Pero, ¿qué entendemos por intromisión ilegítima? Pues, en este caso, «la captación, reproducción o publicación por fotografía, filme o cualquier otro procedimiento, de la imagen de una persona en lugares o momentos de su vida privada o fuera de ellos».

¿Entonces estaría cometiendo un delito?

Técnicamente podría encajar con el delito de revelación y descubrimiento de secretos regulado en los arts. 197-201 del Código Penal, pero seguramente sea más práctico a efectos indemnizatorios y adecuado tratarlo como una infracción civil. Y además el tipo penal se suele aplicar en casos más graves. 

Por otro lado, ¿se podría aplicar la Ley Orgánica de Protección de Datos?

En un principio no, dado que el Reglamento (UE) 2016/679 que la desarrolla establece:

2. […] no se aplica al tratamiento de datos personales:

                 c) efectuado por una persona física en el ejercicio de actividades exclusivamente personales o domésticas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

1 Comment

  1. Desde un punto de vista crítico, ¿hasta qué punto puede considerarse intromisión ilegítima si el número es «público» (tomando en cuenta el medio) y los datos ahí expresados pueden tener mayor o menor grado con respecto a la privacidad de la persona?

1 Trackback / Pingback

  1. ¿Sirven las conversaciones de WhatsApp como prueba judicial? ANÁLISIS JURÍDICO - Jurista Enloquecido

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*