Denuncian a un gallo por cantar demasiado temprano.

No es broma, la vista se ha celebrado el  pasado Julio en Francia, y los hechos se produjeron en la turística isla de Olerón. Se conoce como el «Caso Maurice» (Maurice es como se llama el Gallo). 

Y es que el gallinero en el que vive el Gallo Maurice se encuentra a escasos 4 metros de la habitación de los denunciantes, una pareja de ancianos que tiene en la turística isla su segunda residencia y tienen que levantarse a las 6:00 de la mañana, aún estando de vacaciones, por los cacareos de Maurice. No encontraron mejor forma para solucionar su problema que denunciar a la dueña del animal.

La vista estaba prevista para Junio, pero tuvo que aplazarse porque el acusado principal, el gallo Maurice, no se presentó.  En la denuncia se recoge que el gallo canta demasiado alto y demasiado temprano, calificándolo de «molestia sonora», considerando que en una localidad turística como es la isla de Olerón no hay necesidad de levantarse a las 6 de la mañana. 

Hoy mismo se ha conocido la resolución. El Tribunal de Rochefort ha impuesto a los denunciantes el pago de 1000 euros por daños y perjuicios a la dueña del gallo.

El gallo Maurice se ha convertido en todo un símbolo del mundo rural.

 

 

 

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Be the first to comment

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*