CONSEJOS que todo estudiante de Derecho debería seguir

Derecho tiene fama de ser una carrera muy dura y densa. ¿Es esto verdad?. En parte. 

Va a depender mucho de la universidad en la que estudies y del profesor o profesora que imparta la asignatura. Algunos docentes te dan ellos mismos apuntes para los exámenes, otros los explican en clase o los leen para que tomes nota o incluso puedes conseguirlos de años anteriores.

En la carrera de Derecho es vital tener unos buenos apuntes. No es lo mismo poder estudiar desde unos apuntes de 150 páginas que tener que leer, subrayar y esquematizar el manual de la asignatura de 1000.

¿No debería estudiar por el manual que es más completo? No tiene por qué, los apuntes normalmente enfocan justo en los puntos de la materia que el profesor quiere que sepas. ¿Para qué vas a perder el tiempo en estudiar cosas a las que el profesor no le da importancia? Y sobre todo, cuando podrías utilizar ese tiempo en otra asignatura.

Entonces, ¿con cuánto tiempo de antelación tengo que estudiar antes de los exámenes? Pues depende. Si tienes unos apuntes de 150 páginas te bastará con un mes, pero si no tienes esa suerte es un suicidio meterse en el cerebro un manual unos días antes del examen.

Resumiendo, aconsejo:

  • Acostúmbrate a leer. 
    • No tienes por qué entender todo a la primera, es totalmente normal tener que leer una frase cinco veces para entenderla.
    • Es clave para tu futuro controlar y leer todo tipo de documentos jurídicos.
    • No viene mal leer en tu tiempo libre noticias jurídicas e investigar cosas que te puedan suscitar interés.
  • Optimiza tus esfuerzos
    • Si vas a clase, atiende. Si no, no vayas. La universidad no es el colegio, eres adulto y te responsabilizas de tus acciones.
    • Anota, haz resúmenes o esquemas mientras el profesor o profesora explica. Te ayudará a fijar la materia y después, al estudiarla, la recordarás con más facilidad.
    • Algunos profesores premian la asistencia dejando caer lo que va a caer en el examen durante la clase, especialmente si hay pocos alumnos.
    • Anota todo: exámenes, entrega de prácticas, etc… A partir de ahí crea un calendario de estudio y, según las páginas que sea cada asignatura, estima los días que debes estudiarla. 
    • Haz contactos de años anteriores. Pídeles exámenes de años anteriores, apuntes, etc… Algunos profesores no actualizan las preguntas de los exámenes y pueden repetir algunas año tras año.

 

  • No te desesperes
    • No te tienen que gustar todas las asignaturas pero eso no quiere decir que sea tu culpa. Muchas veces, la forma de dar clase del profesor te hace amar u odiar alguna rama jurídica.
    • Si estás estudiando y sientes que te embotellas, es normal y no quiere decir que no valgas para la carrera. Ve a dar un paseo o déjalo para mañana. 
    • Suspender es normal. No te compares con quien ha aprobado, cada persona es un mundo. Haz autocrítica y valora por qué has suspendido para aprobar la próxima vez.
    • También es normal no saber durante la carrera a qué te quieres dedicar en un futuro. Poco a poco, lo irás viendo.
  • Ten fuerza de voluntad
    • No te distraigas mientras estudias. Perderás el tiempo y no te sentirás satisfecho contigo mismo. Ya sé que es complicado, pero por ejemplo puedes proponerte coger el móvil una vez cada hora. 
    • Aprende a decir que no cuando te proponen un plan divertido y debes estudiar. La próxima vez seguirás mejor tu calendario de estudio.
  • Memorizar no tiene por qué ser aburrido
    • No se trata de que repitas como un loro lo que dicen las Leyes, se trata de que lo entiendas primero.
    • Subraya las palabras o frases claves y haz esquemas o resúmenes. Es una forma de reducir la materia: fijarás el texto y te será más fácil estudiar o repasar.
    • Crea post-its y pégalos en cada tema con las ideas clave.
    • A la hora de estudiar, intenta conectar lo escrito en el manual con la realidad, imaginándote como se aplica en la vida.
  • Crea habilidades según tus preferencias laborales
    • Si por ejemplo, tu pasión es la abogacía, debes desarrollar habilidades de oratoria y lenguaje jurídico
    • Si por ejemplo, tienes decidido opositar, debes aprender a tomarte el estudio como un trabajo y aprender a llevar una rutina.
    • Aprende a debatir y dar tu punto de vista sin discutir. Se trata de tumbar argumentos contrarios mediante el razonamiento y argumentación, nunca alzando la voz.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

1 Trackback / Pingback

  1. Técnicas de estudio y memorización. CONSEJOS. - Jurista Enloquecido

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*