El juicio a Ana Julia y el jurado popular

Este lunes ha comenzado en Almería el juicio a Ana Julia Quezada, que se enfrenta a una pena de prisión permanente revisable por matar al hijo de la que era su pareja. 

Ahora debe decidirse si se trata de un accidente, como asegura la defensa de Ana Julia, o si se ha causado la muerte de forma voluntaria. Y lo decidirá el Tribunal del Jurado.

PERO… ¿DE QUÉ SE TRATA?

Se trata de un derecho y también un deber de los ciudadanos de participar en la Justicia. Se reconoce en el artículo 125 de la Constitución Española y se desarrolla en la LO 5/95, llamada Ley del Jurado.

¿QUÉ DELITOS ENJUICIA?

Pues, según el art. 1.2 este Tribunal tiene competencia en delitos de:

  • Homicidios
  • Amenazas
  • Omisión del deber de socorro
  • Allanamiento de morada
  • Infidelidad en custodia de documentos
  • Cohecho
  • Tráfico de influencias
  • Malversación de caudales públicos
  • Fraudes y exacciones ilegales
  • Negociaciones prohibidas a funcionarios
  • Infidelidad en custodia de presos

Se seleccionan estos delitos porque, según la Ley, su acción típica no requiere de excesiva complejidad. Podríamos decir que en estos delitos la cuestión fundamental es cómo se aprecian los hechos.

En conclusión, mayoritariamente decidirán en casos de homicidios y delitos cometidos por funcionarios.

¿CÓMO FUNCIONA?

Se compone de 9 miembros legos, es decir, no expertos en Derecho. Son elegidos por sorteo y están presididos por un Magistrado. Se eligen 2 miembros suplentes para el día de la vista oral y, en caso de inasistencia de alguno de ellos, se impone una multa desde 150 hasta 1500 euros.

Los miembros deben escuchar las pruebas y las declaraciones durante el juicio para formar un veredicto. Una vez practicadas las pruebas, el Magistrado debe leerles de forma clara y concisa los hechos alegados y los elementos fácticos sobre los que deben decidir: se enumerarán los delitos y decidirán sobre la culpabilidad del acusado o de los acusados. Por último, toman su decisión a puerta cerrada incomunicados. Se necesitan 7 votos a favor para declarar culpable y 5 para absolver

¿QUÉ PROBLEMAS PUEDE ACARREAR?

Primero, ante todo: la presión mediática y social.

Todos sabemos cuál es el modus operandi de la prensa y de la televisión ante casos de alto impacto, que son los que suele decidir el Tribunal del Jurado: crear noticias y reportajes sobre lo que supuestamente ocurrió sin ningún tipo de base sólida e incluso antes de la apertura del juicio oral.

El problema es que esto puede influir en la decisión de los componentes del Tribunal de Jurado, o al menos, en un mayor porcentaje si lo comparamos con un Juez profesional.

En segundo lugar, ¿por qué el ciudadano debe participar en la justicia y no en otros ámbitos?

La Ley lo explica como el derecho-deber de los ciudadanos a participar en asuntos públicos, cuyo ejercicio debe ser a través de ellos mismos y no por medio de representantes.

Sin embargo, bajo mi opinión, creo que también tiene una función educativa. Formar parte del Tribunal de Jurado invita a la reflexión y a la crítica y, además, hace que los miembros tengan un sentimiento de responsabilidad individual. En conclusión, al final el objetivo es obtener un compromiso y participación por parte de la ciudadanía.

Esto tiene su parte negativa. Al final se está dejando decidir a personas que no son expertas en Derecho en casos de gran trascendencia y el objetivo de hacer justicia queda en un segundo plano, pues no están decidiendo los jueces profesionales designados para ello.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…

1 Trackback / Pingback

  1. LINK a la sentencia que condena a Ana Julia y análisis jurídico. - Jurista Enloquecido

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*