La carta que te hará creer en la reinserción social

En nuestro país, el objetivo de las penas privativas de libertad es obtener una total reinserción de los penados, por lo que no solamente lo podemos concebir como un simple castigo.

Tanto es así, que lo recoge la Constitución Española en el apartado de Derechos Fundamentales. Sin embargo, el Tribunal Constitucional nunca ha considerado la reinserción con naturaleza de derecho fundamental porque, entre otros motivos, la pena no tiene una única función única de resocialización.

Concretamente, el artículo 25.2 dispone que:

Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social y no podrán consistir en trabajos forzados.

Pero… ¿realmente hay una política de rehabilitación en nuestro país adecuada para frenar la reincidencia delictiva?

Habrá personas que piensen que sí y otras que no, pero hace poco he visto por Twitter, una carta de un preso.

En ella, aunque parezca mentira, le agradece al juez que falló condenándole a prisión. Dice que su visión de la vida ha cambiado y que ahora acepta la justicia. Añade que, durante su estancia penitenciaria, sacó los estudios de enseñanza obligatoria y ahora cursa Bachillerato, con orientación universitaria.

Bueno, mejor os dejo el tweet de D. David Candilejo para que lo veáis vosotros mismos:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Be the first to comment

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*