La estudiante de Derecho que se defendió a sí misma en un juicio y lo ganó

Elisa Castiello, estudiante de Derecho en la Universidad de Vigo, vistió la toga antes de lo habitual. Pudo disponer de un abogado de oficio, pero prefirió llevar ella el caso. «Ya que estoy estudiando tanto, vamos a ponerlo en práctica», pensó.

Art. 18 LJS:

1. Las partes podrán comparecer por sí mismas o conferir su representación a abogado, procurador, graduado social colegiado o cualquier persona que se encuentre en el pleno ejercicio de sus derechos civiles. La representación podrá conferirse mediante poder otorgado por comparecencia ante el secretario judicial o por escritura pública.

El pleito se originó porque estaba contratada por el Ayuntamiento de Cremenes durante los meses de julio y agosto. Sufrió un accidente de moto y, cuando se reincorporó al puesto, habían contratado a otra chica. Resultando Elisa despedida el 31 de julio por bajo rendimiento continuado, con un finiquito de 136 euros.

Se preparó repasando sus apuntes de Laboral, pidiendo consejo al decano de Derecho de León, buscando pruebas y presentando como prueba una conversación grabada sobre su despido con un jefe.

El Juzgado de lo Social Número 2 de León estimó parcialmente su demanda y declaró improcedente el despido. La baja médica preveía 1 mes y 20 días y ella lo acortó a una semana.

«Ahora sin los ingresos de agosto estoy haciendo malabares», declaró. Afirma que esos ingresos eran vitales para pagar la matrícula de la carrera y su subsistencia.

Por ello presentó un recurso de suplicación a fin de lograr 1500 euros como indemnización de daños y perjuicios, que constituye el sueldo dejado de percibir en agosto.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

1 Comment

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*