¿Cuáles son nuestros derechos cuando compramos un producto o contratamos un servicio?

Para saber qué derechos tengo en una relación contractual, primero de todo debemos tener claro con quién estamos teniendo la relación contractual, puesto que esto determinará de lleno cual será la normativa aplicable y, por tanto, cuáles serán nuestros derechos.

¿Con quién estamos teniendo una relación contractual?

Parece una tontería, pero no lo es. El primer paso para conocer nuestros derechos es identificar con quién estamos teniendo una relación contractual.

Y diréis «Joder pero eso lo sabe todo el mundo mi madre que loco estás»

«Si compras fruta estás teniendo una relación contractual de compraventa de productos con el frutero, si vas a la consulta de un abogado pues con el abogado compraventa de servicios, con el arrendador en un contrato de arrendamiento,…madre mía qué nos vienes a explicar».

ES MÁS CONFUSO DE LO QUE PARECE. Os pongo ejemplos.

Hay gente que compra en «Mediamark» o en «Carrefour» un producto de «Huawei» (pongo nombres de establecimientos y de marcas de manera aleatoria para enterarnos) y cree que la garantía del producto solo se la debe cubrir «Huawei», cuando en realidad también la tiene que garantizar la tienda con la que realmente se tuvo la relación contractual, porque con quien estás celebrando el contrato de compraventa (contrato que genera derechos y deberes) es con el establecimiento de venta al público.

Otro ejemplo: «Amazon» debe prestar garantía cuando compramos algo a través de su plataforma sin que el consumidor tenga que estar pensando si la empresa que está detrás de la transacción es seria y va a cumplir con sus obligaciones legales o no (incluso a lo mejor la empresa que está detrás ni siquiera es de la Unión Europea y no está sujeta a la normativa de consumidores y usuarios). Porque la relación contractual la estamos teniendo con Amazon.

Si, en cambio, compramos algo a través de «Milanuncios» (plataforma que se encarga de poner en contacto oferta y demanda sin realmente dedicarse al comercio electrónico) estamos teniendo relación contractual con el que realmente está vendiendo el producto o ofreciendo el servicio, el que publica el anuncio en cuestión (puede ser empresa, particular…). No estamos teniendo relación contractual con Milanuncios.

 
[themoneytizer id=»38530-1″]

 

Entonces vemos que en Amazon la relación siempre va a ser con una empresa pero que en Milanuncios pueden darse relaciones contractuales entre particulares.

Por tanto, lo más importante es identificar bien con quién estamos teniendo la relación contractual.

Además también debemos identificar si realmente estamos teniendo una relación contractual.

También lo explico:

Si le compras a un amigo una bicicleta (compraventa de bienes entre particulares) si resulta que la bicicleta está rota pues a todos nos coge en la cabeza que tu amigo no te va a prestar garantía, pero a lo mejor sí que responde por vicios ocultos reparándotela si se puede demostrar durante los primeros 6 meses que ya estaba averiada al momento de celebrarse la compraventa.

 

Normativa según la naturaleza de las partes en un contrato.

Si compramos un coche, por ejemplo, en un concesionario, la relación es Empresa-Consumidor, así que como consumidores gozamos de ciertos derechos que están regulados en la Ley de Consumidores y Usuarios, tales como el derecho de desestimación, información veraz, garantía legal mínima de 2 años….

Incluso la empresa en algunos casos puede considerarse, tal y como recoge la Ley de consumidores y Usuarios, consumidora si entra en la relación contractual sin ánimo de lucro y con una actividad que no tenga relación alguna con la profesional.

Si le compramos un coche a un particular la relación ya es particular-particular, regulada por el Código Civil, en la que, por ejemplo, ya no se contempla garantía alguna, pero sí un plazo de 6 meses por vicios ocultos en el cual se tendrá que hacer cargo el vendedor siempre y cuando se demuestre que la avería en cuestión ya existía al momento de la celebración de la compraventa, tal y como vimos en el ejemplo de la bicicleta de antes. 

Si estamos ante un contrato laboral, la relación es empresa-trabajador, regulada por el Derecho laboral

Si las partes del contrato son empresas, la relación es empresa-empresa, regulada por el Derecho Mercantil.

Así mismo, también es fundamental identificar si los contratos son presenciales o a distancia (online, vía telefónica como los de las compañías telefónicas, fax…), pero eso quedará para otro artículo.

 

¿Qué te ha parecido este artículo?

Si te ha gustado compártelo para que nos animemos a escribir más artículos como este.

 

 

[themoneytizer id=»38530-16″]

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Be the first to comment

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*