¡Cuidado con Halloween! Puedes acabar en la cárcel si haces esto.

Es Halloween, y mola aterrorizar a los demás, pero… ¡cuidado!

Son varias las sanciones y penas a las que nos podemos enfrentar.

  • Ir demasiado lejos fingiendo en público una situación de peligro demasiado realista puede ser constitutivo de delito.

Si simulamos que vamos a provocar un incendio o que vamos a ponernos a atacar a otras personas con una sierra mecánica, debemos dejar claro que es una actuación ya que el hecho de SIMULAR EN UN SITIO PÚBLICO UNA SITUACIÓN DE PELIGRO para la comunidad supondrá la comisión de un delito recogido en el artículo 561 del Código Penal.

Y sí, esto ha pasado: en 2016, cinco jóvenes fueron detenidos por irrumpir en un cine de Fuenlabrada, fingiendo un ataque terrorista.

  • Querer provocar el caos o infundir miedo en la población, como es el caso de los payasos diabólicos de Youtube, con la intención de aterrorizar.

Por ejemplo, fingiendo haber escapado de un psiquiátrico corriendo con un cuchillo en la mano, o amenazar a la gente por la calle con una guadaña demasiado real y con una actitud muy agresiva, puede constituir un delito de AMENAZAS, cuando se anuncia a los demás que se va a provocar un daño.

 

  • Asimismo, según el Reglamento de Armas, todo lo que pueda pasar por un arma real (disfraz de «sheriff zombi» o atracador de bancos), puede llevar a confusión y te la pueden requisar.
[themoneytizer id=»38530-1″]

 

  • Si nuestro disfraz y actitud llevan a hacernos pasar por una autoridad pública, podría ser delito de USURPACIÓN DE FUNCIONES PÚBLICAS E INTRUSISMO.

Si nos disfrazamos de policías y detenemos a la gente. Si nos creemos el «doctor muerte», entramos en un centro de salud y nos ponemos a atender a pacientes La pena de prisión iría desde UNO A TRES AÑOS.

 

  • Y no podemos olvidar que ejecutar un hecho mediante disfraz agrava la responsabilidad criminal: artículo 22 del Código Penal.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Be the first to comment

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*