¿Qué pasa si un taller mecánico me arregla el coche y se me vuelve a averiar?

Autor: Jurista Enloquecido

Equipo formado por Abel Gende del Río y Adrián Fernández García

Las reparaciones o instalaciones llevadas a cabo por un taller mecánico en nuestro vehículo quedan garantizadas, como mínimo, por la garantía legal que se establece en el  Real Decreto 1457/1986, de 10 de enero, por el que se regulan la actividad industrial y la prestación de servicios en los talleres de reparación de vehículos automóviles de sus equipos y componentes.

En el artículo 16 de dicha ley, referente a la «garantía de las reparaciones», se distingue entre si el arreglo o instalación ha sido a un VEHÍCULO PARTICULAR o a un VEHÍCULO INDUSTRIAL.

  • Para los vehículos particulares la ley prevé una garantía mínima que caduca a los tres meses o 2.000 kilómetros recorridos
  • Para los vehículos indsutriales se prevé una garantía que caduca a los quince días o 2.000 kilómetros recorridos.

La garantía comienza a contar desde la fecha en la que se entrega el vehículo al cliente y mantendrá la validez siempre y cuando no exista manipulación del cliente o de un tercero en lo reparado o instalado. La garantía es total, no solo del material, sino también de la mano de obra, cubriendo en período de garantía cualquier gasto que se pueda ocasionar, tales como incluso desplazamiento, transporte, valor de mano de obra o de materiales, así como cualquier imposición fiscal que grave dichos gastos.

El taller, una vez que se produzca la avería en lo instalado o reparado, deberá hacerse cargo o repararlo gratuitamente. En este caso, el cliente tiene la potestad de elegir si desea que el propio taller se haga cargo o si, por el contrario, prefiere que esta vez sea un tercer taller el que se enfrente a la avería.

Hay que tener en cuenta que estamos hablando de la garantía de la reparación y de la instalación, pero no de la garantía de la pieza que se coloque en el caso concreto, que cuenta con la suya propia que, teniendo en cuenta la Ley de Consumidores y Usuarios, será de mínimo dos años si la pieza es nueva o de un año si es seminueva. 

Complementario a todo esto, como vemos, será lo establecido en la ley de Consumidores y Usuarios, ley que también regula la garantía que deben prestar las empresas en la venta de productos o prestación de servicios. 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Acerca de Jurista Enloquecido 193 Articles
Equipo formado por Abel Gende del Río y Adrián Fernández García

Be the first to comment

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*